Más de 160 estaciones meteorológicas fueron identificadas, esto permitirá al productor prepararse para enfrentar los eventos climáticos adversos.

Desde octubre del 2016 técnicos y especialistas trabajan en una plataforma que aglutina un inventario de las estaciones meteorológicas existentes en toda la región del GRAN CHACO AMERICANO que la momento suman a más de 160, integrando redes y estaciones independientes de la región para otorgar disponibilidad de información a todo interesado.

Hace un par de años, el río Bermejo tuvo una creciente muy grande y causo muchos estragos, pues los pobladores no cuentan con sistemas de monitoreo de pluviómetros e hidrómetros, entonces nadie supo de la lluvia y cuando llegó no se pudo hacer nada.  Este año volvió a ocurrir algo parecido (pero con menos impacto) con la crecida de la Cañada del Chancho: se inundaron parajes criollos y comunidades Wichi”, señala Luis María de la Cruz especialista en GIS y técnico de campo del proyecto Gran Chaco PROADAPT.

Es la realidad que año a año viven las poblaciones rivereñas a los ríos Pilcomayo y Bermejo en la región del Gran Chaco Americano que comparten Bolivia, Argentina y Paraguay.

Se trata de una herramienta de previsión, pronósticos, recomendaciones, conocimientos y alertas tempranas que mejoren la toma de decisiones de los habitantes de la zona.

El trabajo se desarrolla en el marco de la Iniciativa GRAN CHACO PROADAPT en su componente de Gestión Inteligente de la Variabilidad Climática y tiene como objetivo contribuir en la capacidad adaptativa y a una mayor resiliencia de los pequeños productores y grupos sociales más vulnerables del Gran Chaco Americano frente a impactos derivados del cambio climático y la variabilidad climática.

Hemos iniciado las acciones junto  con las instituciones aliadas de Argentina, Paraguay y Bolivia para que se disponga a través de WEB-SERVICE una serie de datos meteorológicos de las estaciones de la región para que estén disponibles para análisis y estudios que quieran contribuir con productos y servicios de toma de decisiones para la población del Gran Chaco. Es aplicar conceptos de big & open data para la gestión inteligente de la variabilidad climática” señala Silvia Ibarrola, que colaboradora con GRAN CHACO PROADAPT en el diseño de ésta importante herramienta de monitoreo.

Esta herramienta brindará dos escalas de acción en cuanto a la información meteorológica que ofrecerá: a nivel local, brindando servicio de vigilancia y alerta a pobladores; y a nivel regional, permitiendo monitorear lo que ocurre con el clima a mayor escala territorial y temporal.

El acceso a estos datos meteorológicos trinacionales está permitiendo el diseño de una aplicación móvil que alertará a los pobladores sobre los eventos climáticos y sus consecuencias mejorado las capacidades de respuesta y planificación de pequeños productores y pobladores frente a las adversidades climáticas. Dado la diversidad de lenguas y niveles de instrucción, se prevé una interfase muy simple y gráfica.

Esta iniciativa se da tras una mesa de trabajo realizada en Ingeniero Juárez (Argentina) cuando se creó la Red de Innovación del Gran Chaco, una plataforma institucional transfronteriza apoyada por el FONTAGRO que complementará esfuerzos técnicos, compartirá conocimientos y validará tecnologías y prácticas adaptativas que contribuyan al desarrollo de la agricultura familiar del Gran Chaco. Desde esa instancia, técnicos del Proyecto GRAN CHACO PROADAPT, del Instituto de Clima y Agua del INTA (Argentina), del INIAF (Bolivia) y FECOPROD (Paraguay) vienen trabajando en la construcción de este Bien Público Regional.

Sobre GRAN CHACO PROADAPT: El Proyecto GRAN CHACO PROADAPT tiene como objetivo la generación de una alianza trinacional integrada por la sociedad civil organizada, el sector privado, los gobiernos locales y la inversión dirigida al desarrollo nacional e internacional para contribuir en la capacidad adaptativa y a una mayor resiliencia de pequeños productores del Gran Chaco Americano y de los grupos sociales más vulnerables frente a impactos derivados del cambio climático y la variabilidad climática. GRAN CHACO PROADAPT es ejecutado por Fundación Avina y cofinanciado por el Fondo Multilateral de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo (FOMIN/BID) y el Fondo Nórdico de Desarrollo (FND).

GRAN CHACO PROADAPT es una iniciativa generada por miembros de REDES CHACO, Asociación Cultural para el Desarrollo Integral (ACDI), NATIVA, Fundación Gran Chaco, Sombra de Árbol y otros aliados chaqueños.